EL CULTIVO DEL LAVANDÍN Y LAVANDA

lavandín

EL CULTIVO DEL LAVANDÍN Y LAVANDA COMO ALTERNATIVA A LOS CULTIVOS HERBÁCEOS EXTENSIVOS

El cultivo y aprovechamiento de las plantas aromáticas como el espliego, el lavandín y la lavanda no es nuevo en la Península Ibérica y fue un complemento a la renta agraria importante en la segunda mitad del siglo XX en zonas de La Alcarria principalmente.

Ahora está cobrando importancia en áreas de Cuenca y Guadalajara, ya que su cultivo presenta márgenes que llegan a triplicar al de los cereales o el girasol.

Se adapta bien a terrenos donde los cultivos tradicionales no tienen elevadas productividades (pedregosos, calizos,…).

Esto es así al no necesitar altos requerimientos de nutrientes y no ser sensibles a plagas o enfermedades.

Por lo que hace que sea interesante plantearse la producción ecológica, donde el precio de la esencia final es notablemente superior.

Guadalajara

En Guadalajara, provincia que lleva la iniciativa en España, hay varias destilerías (Brihuega, Cogollor).

El principal foco productor es la zona de Brihuega, con cerca de 1.000Ha.

Cuenca

En Cuenca se han instalado recientemente extractoras en Villares del Saz y Cañaveruelas, que se suman a las existentes en Cañaveras o La Almarcha.

En la zona de Huete, ALCAMANCHA, ha acometido un proyecto para alcanzar 300Ha de asociados y particulares que se quieran sumar al cultivo de lavandín instalando una destilería que pueda acoger la producción y desde donde centralizar la comercialización.

Cultivo del lavandin

La rusticidad del cultivo lo hace idóneo para las mesetas de La Alcarria, con suelos básicos, pedregosos y donde la pluviometría permite producciones superiores a la media y una apreciable calidad del aceite esencial.

Aparte de por los márgenes, superiores al de la alternativa cereal-girasol, es una buena alternativa en zonas donde la fauna silvestre causa daños a la siembra, ya que no se ve afectada por jabalíes y ungulados.

Se adapta muy bien a la variante de producción ecológica.

Su cultivo requiere una inversión inicial en la plantación (alrededor de 3.000€/Ha), durando el ciclo de cultivo unos 12-14 años.

Son necesarias unas labores mínimas: el deshierbe (principalmente los dos primeros años), un abonado mínimo a partir del 5-6º año y la cosecha a partir del segundo año, cuando comienza la producción.

Labores especiales como la plantación o la cosecha la realizan normalmente empresas terceras, ya que requieren maquinaria específica.

Éste es el caso de ALCAMANCHA, que presta estos servicios.

El resto (fertilización o laboreo) se puede realizar con maquinaria convencional.

Formación

APIAC (La Asociación Profesional de Ingenieros Agrónomos de Cuenca) Ha organizado un curso de formación online a través de su plataforma de iniciación a este cultivo con datos totalmente actualizados en el que se describe el ciclo de cultivo, pero también se aportan los márgenes, las iniciativas más relevantes que se presentan en la actualidad y la situación del mercado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.